Archivo | mayo, 2011

PACTO POR UN CORTO ESPACIO DE TIEMPO

10 May

“Vive tú por mí”-me dijiste.

Y sentí que para compartirla contigo tenía la responsabilidad de disfrutarla el doble. La vida, me refiero. Y me lancé a exprimir los besos, y a soñar despierta y a saltar, sin red ni arneses, sobre la felicidad atisbada.

Te prometo que, como una orate sin conciencia de futuro, abrazaré a quien quiera y te hablaré de la textura de los labios que atrapo con los míos. Me detendré en el sabor de los vinos para contarte sus matices. Y compraré ropa nueva, para sentirme bella y otra en los ojos claros en los que me reflejo.

Y despertaré los sentidos embotados para poder narrarte lo que ellos me dicen.

-“Vive tú por mi”. No puedo vivir más, pero sí me comprometo a sentir el doble para poder compartirlo contigo.

Anuncios

HE TENIDO UN SUEÑO. Martin Luther King

6 May

Hace muchos años, los jóvenes nos levantamos y nos atrevimos a exigir a los gobiernos que cambiasen parte de sus presupuestos. Las avenidas de muchas ciudades se llenaron de tiendas de campaña, llenas a su vez, de entusiastas e ingenuos “revolucionarios” que creíamos que podíamos cambiar el mundo y ayudar a extinguir la pobreza.

Inocentes nosotros. Ignorabamos que el 0,7 % era solo dinero, y que el Tercer Mundo ( y el Cuarto que está más cerca) requerían prioritariamente inversiones inteligentes, que los paises del Primer Mundo no esquilmaran sus materias primas para revenderles las manufacturas….( quincalla a cambio de oro), la creación de empleo y sobre todo, sobre todo, exigían la desaparición de los políticos corruptos y de las empresas disfrazadas de Oenegés, el lobo vestido de Caperucita en medio de una manada de hienas carroñeras.

Ayer leí en los titulares de un periódico que fumadores e internautas se unían contra el Gobierno de cara al 22-M. -¿Fumadores e internautas?. Soy ambas cosas pero considero que no hemos sido los más perjudicados por este Gobierno nefasto e intolerante.

Como fumadora me siento en un estado fascista que me obliga a salir a la calle, haga sol o diluvie ( por cierto, debería ser obligatorio poner ceniceros a las puertas de los locales públicos y en las calles, estamos dejando las aceras hechas un asquito y los filtros que llegan a las alcantarillas, y de ahí al agua, son altamente contaminantes).

Fumadores e internautas. ¿ Y donde están los parados, los autónomos, los funcionarios que han visto reducidos sus sueldos ( cosa lógica , por otra parte, si ellos, los políticos se los hubieran reducido a su vez en lugar de dedicarse a robar cual modernos bandoleros de traje y corbata), los pensionistas, los afectados por Delphi, y por AFINSA, por FORUM FILATELICO, por ECONISA, los indignados que vieron como se ingresaba el dinero en los bancos en lugar de usarlo para mantener vivas y reactivar las pequeñas y medianas empresas, los discapacitados a los que se les echó un envoltorio de caramelo vacío en forma de Ley de Dependencia?.

¿Cuantos somos en total? ¿Por qué nadie se levanta e inicia el camino de una revuelta pacifíca?

Una acampada indefinida exigiendo a los partidos cosas tan sensatas y obvias como la exclusión en las listas electorales de todo aquel que haya sido acusado de un delito de corrupción o cohecho ( no digamos ya si ha sido condenado). Que se cumplan las penas íntegras en determinados delitos, que ningún ladrón salga de la carcel sin devolver lo robado.

Exigir a los bancos las devolución del dinero inyectado en forma de créditos flexibles y a bajo interés para las pymes. La cancelación del suelo hipotecario, para que esto no sea un juego en el que solo se la juega el que pide.

Que estén penadas la demagogia y las mentiras entre la clase política. Que no haya “digos y diegos” camuflados entre el futbol y las “corridas” para pasar desapercibidos.

Que exista el sueldo mínimo, pero también el sueldo máximo en la función pública. Que las pensiones no contributivas ( y si me apuran las otras también) no puedan ser a cambio de nada. Todos podemos hacer algo y es el momento de arrimar el hombro para levantar el país. Y sin remilgos. Aunque seas ingeniero y lo que hace falta sea un repartidor de alimentos ¿que es eso de “es que yo soy ingeniero”? ¿Que somos? ¿Niños caprichosos y malcriados? A lo mejor es el momento de quitarse los anillos para que no se caigan.

Solo si nos miramos unos a otros a los ojos y dejamos de mirarnos el ombligo podremos sentirnos grupo, clan, sociedad y dar un paso alante y a la vez.

Si supiera que alguien me sigue desempolvaría la tienda de campaña, la esperanza en el género humano, las ganas de creer y de luchar por mi, por todos. Si pudiera atreverme a soñar daría ese paso. Cerraría los ojos. Y esperaría que un milagro convocara a mi lado a todos los que quieren que ésto cambie.

Es hora de formar en falange de hoplitas y devolver al mes de Mayo su caracter revolucionario e insumiso.

“Se levantarán y serán legión”. Evita