EL MALTRATO SUTIL

24 Mar

LIBERTAD TETUAL

24 Mar

Pienso. Observo. Me pregunto. Y de pronto caigo en algo……nunca he visto una mujer tetuda ni entrada en carnes en política ( exceptuando cantarranadas tipo Cicciolina o aquella ministra de Medio Ambiente cuyo nombre nadie recuerda).

Tampoco las he visto en los consejos de administración. Ni entre la jet ( Si exceptuamos a Caritina Goyanes y Cuqui Fierro). Ni entre las “intelectualoides”…pintoras, escultoras, diseñadoras, escritoras ( Exceptuemos aquí a Lucía Etxebarría)…etc.

Si existen, desde luego no les hacen fotos. Es como si las “tetudas”, gordas o delgadas, no tuvieran cabida en círculos de éxito. De hecho la Hipertetosis solo se ve asociada a ámbitos como el artisteo de escenario, el zorrerío, el granhemanismo y poco más.

¿Donde están las mujeres tetudas e inteligentes? Porque si ambos rasgos no tienen ninguna relación inversa a nivel genético, entre 22,5.000.0000 españoles, alguna habrá ( ya se que somos el doble pero doy por hecho que la mitad de la población española no tiene tetas).

Es verdad que yo más bien me sitúo en el extremo contrario del continuo, tirando a hipotetónica, pero esto no quita para que me pregunte donde están las otras. ¿Existe un techo de cristal para las tetudas? ¿Una sutil discriminación que les quita visibilidad social? Si es así ¿ porque no salen del armario en estos tiempos de “salidas sorpresivas” ( como la de JL Moreno)?

Señora Pajín…aquí tiene el motivo de sus nuevas campañas: La prohibición del botijo y promover la Libertad Tetual. Le paso el testigo.

EL FIN DEL MUNDO

23 Mar

Llueve en esta ciudad y el cielo gris se pega a las pupilas cubriendolo todo de una pátina de tristeza.

Comienza una guerra, heredera legítima de aquellas cruzadas que mezclaban religiosidad, política y mercadeo….Tiembla la Tierra y se enardece el mar al otro lado del mundo y un enemigo invisible contra el que no se conocen armas amenaza con destruir lentamente a los que allí se acercan .

Explota una bomba en Jerusalem, arde oriente y los agoreros citan las profecías de Fátima, Nostradamus, los mayas y el mismísimo San Juan.

Se acerca el fin del mundo, dicen. Vienen tiempos oscuros en los que la Tierra se cubrirá de sangre, llanto y cenizas, afirman por doquier. Preparemonos pues para ello. Vivamos como si cada día fuera el último.

Carpe Diem amigos, antes de que nos toque lamentarnos por el Ubi Sunt.

 

EL HADA

22 Mar

Hace mucho tiempo que su hada ya no está entre nosotros. Hace mucho tiempo que se fue. Primero fue su espíritu el que voló, dejando una carcasa vacía en cuyas pupilas solo había reflejos muertos. Después también su cuerpo desapareció y por último sus cenizas se esparcieron sobre el mar mezclandose con las sirenas, los tritones y los peces de colores con los que había alimentado su imaginación infantil.

Cuando se separaron definitivamente, a solas las dos, ella le mandó un mensaje en forma de canción, invocó a los truenos para que la iluminaran mientras caminaba cabizbaja y llamó a los gatos que siempre fueron sus subditos para que la acompañaran en el camino.

Sabe que al otro lado la está esperando, los brazos abiertos, la sonrisa infinita y el cariño visceral e indestructible. A veces, cuando es muy necesaria consigue materializarse junto a ella y le pasa la mano por el pelo.Entonces recuerda la magia que le dejó en herencia, sin sus conjuros nunca habría sobrevivido.

EL BOSQUE TENEBROSO

22 Mar

Aún no sabe como se metió en él. La mano de la que intentaba no soltarse abrió sus dedos y desapareció. Ya ni siquiera oye su voz. A veces cree que la dejó para que encontrara ella sola el camino. Otras, las más, la voz de la malvada bruja le susurra que era un lastre que él no quiso asumir.

Avanza a oscuras, sin saber hacia donde, sin encontrar la salida y sin ni siquiera estar segura de que ésta exista. No sabe que es peor, la soledad, la nostalgia  o el cansancio. Va siguiendo el camino de pastillas de colores que otros le marcaron y aunque hace esfuerzos, cuando levanta la mirada, la vida la hace tropezar con las ramas de la adversidad. Una y otra vez.

Por lo menos ahora cuando se enfrenta a los monstruos  con los que se cruza, la muerte sorpresiva de antiguos compañeros de camino, las cienagas de la desolación, los manglares del recuerdo , el peso de la tristeza de los otros, sabe que está sola, que solo cuenta con sus recursos, que no hay príncipe que le ayude a atravesar el páramo, ni a compartir la carga, que ni siquiera está esperando al otro lado. Hay veces, cuando las ramas de la adversidad la golpean en la cara y oye ulular los fantasmas de los sueños muertos, se abraza a sí misma y descubre aterrada el verdín que, a fuerza de no ser acariciada, le brota en la piel.

Y sigue caminando. A veces hasta se ríe con las luciernagas que de vez en cuando le iluminan el camino. Pero no es suficiente, aunque revoloteen a su alrededor no espantan a la oscuridad que la rodea.

LA MALVADA BRUJA

17 Mar

La malvada bruja no tiene forma ni color, es incorporea y le susurra palabras al oido. Nadie puede oirla excepto ella. Conoce sus miedos y les pone voz, y escoge de la realidad, con mucho cuidado, como quien coge flores venenosas, aquellos detalles que los apuntalan.

La malvada bruja comenzó diciendola que él no la quería, le mostró las cosas a la luz de la duda, y la duda se convirtió en un gusano que le devoró el alma. También le dijo que si no quería darle lo que le había dado a otra era porque ella no valía lo suficiente, y ella miró dentro de sí y empezó a sentir las cosas que le faltaban como un vacío insoportable. Las que tenía, perdieron valor ante el agujero negro que le abrió en el pecho.

La malvada bruja la envenenó con la manzana del miedo y de la inseguridad. Y el único antídoto para ese veneno es matarla. El problema es que la malvada bruja vive dentro de ella.

EL HOMBRE MÁGICO

17 Mar


El hombre mágico abrio un camino de luces de caracoles….con sus caparazones vacíos marcó el rumbo que debía seguir ella para llegar hasta él.

El hombre mágico inventó una forma de volar sin alas y le entregó la luz para que con sus manos se abriera ante ella un horizonte en la oscuridad y mirara a la cara las obras de otros hombres.

El hombre mágico la hizo soñar, volar, sonreir y sufrir cuando creía que en cualquier momento podía desaparecer.

Otro hombre mágico, mucho más real y mucho más prosaico conjuró a la soledad para crear un paréntesis de intimidad, calentó el agua con el fuego del hogar y en un humilde cubo de  fregar congeló un gigántesco cubito de hielo para enfríar las burbujas de color dorado. Buscó la música que hablaba por él. Y dejó que el sonido los acariciara.

Como todos los hombres mágicos éste tambien desapareció. Debe ser agotador invocar a la imaginación y hacer surgir estrellas en los ojos de quien te mira. Durante mucho tiempo ella creyó que iba a volver, después pensó que encontraría otros hombres mágicos. Aún sigue buscando.